jueves, 13 de junio de 2013

On 20:15 by Victoria Stanham   No comments

Mi patrón habitual de reacción, de tensión corporal/mental/emocional/perceptual, me acecha siempre. Es tan fácil, tan tentador, tan aceitado, tan fuerte, que me toma por sorpresa y me encuentro completamente sumergida en él antes de darme cuenta. Es lo conocido, y porque lo conozco tanto me creo que estoy en control de mí misma mientras lo vivo. La ilusión es perfecta. El patrón se ha vuelto mi auto-definición; ya no distingo entre él y yo: es mi uso, pero me usa a mí.

Los posibles nuevos patrones de reacción no son fuertes. Se sienten raros, no-yo, son lo desconocido.

He tomado muchas lecciones de Técnica Alexander, y sin lugar a dudas mi auto-definición ha cambiado: mi postura cambió, tengo más energía, más gracia, más liviandad y libertad de movimiento, mis medios-por-los-cuales han cambiado...

Y sin embargo mi patrón habitual sigue allí. ¿Cómo puede ser esto? ¿No le he vencido finalmente luego de todos estos años? Los cambios perceptibles, y evidentes a cualquiera, que hoy me definen, ¿no prueban que me he sobrepuesto a mi patrón habitual?

Ay, allí radica el problema.

Yo no soy ni lo conocido que creo Victoria controla, ni lo desconocido que creo Victoria (aún) no controla. Mi auto-definición ha cambiado pero todavía me defino a mí misma de alguna manera. Es inevitable. No me he quitado el hábito completamente y visto desnuda, porque esa desnudez es conciencia pura, y el ojo no puede verse a sí mismo mas que como un reflejo en un espejo.

Pero he aprendido a reconocer que mis medios-por-los-cuales no son yo, sino que son las piedras fundamentales de mis auto-definiciones: estos medios producen esta versión de Victoria, estos medios producen esta otra versión de Victoria, estos medios producen esta nueva versión de Victoria, ad infinitum.

Yo no soy mi uso, yo no soy mis medios-por-los-cuales. Yo me uso a mí misma, uso a todas mis versiones, mi ahankara.

Entonces, ¿quién o qué soy yo?

Aham brahmãsmi
Prajñãnam brahma
Ayam ãtmã brahma
Tat tvam asi

0 comentarios:

Publicar un comentario