sábado, 19 de octubre de 2013

On 11:36 by Victoria Stanham   No comments
"¡Ya no me banco a mi misma!"

Esa línea estaba garabateada en el encabezado de una entrada en uno de mis diario personales. Tenía 24 años en ese momento y estaba bastante deprimida.

Cada tanto me gusta leer mis diarios viejos. Es una práctica que me hace reír, llorar, enojarme, sonreír, pasar vergüenza. Pero lo hago igual porque me gusta tener una vista a vuelo de pájaro de mi vida, encontrar patrones que se repiten y encontrarme con las preguntas existenciales que me han acompañado siempre.

Hoy en día, ¿puedo bancarme a mi misma?

Puedo (la mayoría del tiempo); pero ahor sé que no hay una única yo, somos varias.

Sé esto por experiencia de primera mano... y si seguís leyendo quizás te des cuenta que Tú sos varias también.

¿Cuántas veces has tomado una resolución que tiene total, perfecto y completo sentido para tu vida en ese momento, que se siente bien cuando la tomás, y que además tiene una gran lista de beneficios que llegarán si la cumples...sólo para encontrarte que dos minutos después de tomarla ya te estás saboteando?

Dejame contarte de mi última experiencia con esto.

He estado tratando de crearme el hábito de hacer una práctica matinal de yoga cada mañana antes de empezar mi día. Algo corto, solo 30 minutitos de asanas y meditación. Cada noche, antes de irme a dormir, dejo todo listo: el video que me encanta para esa práctica, la motivación, el espacio, el horario, el estado mental.
Pero cuando suena la alarma a las 6am le doy al botón de snooze repetidamente hasta que se agota el tiempo. En las últimas tres semanas, ni una sola vez pude cumplir con mi plan de la noche anterior.

¿Por qué ocurre esto?

No lo comprendo. Yo he razonado los mejores medios para lograrlo, estoy total y absolutamente convencida de la lógica y los beneficios de hacerlo, he creado las mejores condiciones para que ello ocurra.

Y sin embargo, ¡nada nuevo está ocurriendo! Estoy consiguiendo los mismo resultados mañana a mañana. ¡Vamos arriba Vicky! ¡Dejá de haraganear!

Mientras escribía sobre esto en mi diario actual, de repente, me apareció la respuesta.
Re-leí la líneas que acababa de escribir: "Vamos arriba Vicky"

¿A cuál Vicky le estoy hablando?

Obviamente la Vicky que hace los planes no necesita que la convenzan o arenguen.
Tiene que haber alguna otra Vicky por ahí en algún lado, que sabotea completamente mis planes conscientemente establecidos una y otra vez.
¡Esta Vicky es una experta guerrillera! Nunca me doy cuenta cuándo viene ni cuándo se va, y sin embargo está haciendo sentir los efectos de su presencia. 

Siempre que hay cualquier forma de guerra, hay un corte en la comunicación entre las partes en conflicto. Obviamente mi Vicky-guerrillera no está sintiendo que su lado del argumento está siendo débidamente escuchando y tenido en cuenta por la Vicky-en-control-conciente (la Vicky-en-control-conciente hace eso bastante, puede ser medio aplanadora cuando decide que algo es "para mi propio bien").

¿No es obvio que esta es otra manifestación de una apreciación sensorial poco confiable?

Hay una parte mía de la cual no era consciente, y por lo tanto, no la estaba integrando conscientemente a la conversación. Dado que esta parte existe dentro de la matriz que es Victoria Stanham, tiene un efecto en el resultado final, me guste o no.

Así que pensá en esto la próxima vez que uno de tus planes meticulosamente planeados no sale como esperabas: ¿A qué parte no estoy teniendo en cuenta? ¿A quién no estoy conscientemente integrando en la conversación?
Esta parte, persona o personaje estará teniendo un efecto en el resulta por su mera existencia, seas consciente de ella o no.

Puede que te lleve un poco de investigación, algo de indagación y experimentación, y una gran voluntad de mantenerte abierta y una buena dosis de paciencia. Quizás creas que estás integrando a la parte, pero puede ser que no has escuchado todo el argumento, porque tu actitud hacia ella no le permitió expresarse honestamente.

Y por favor, cuando encuentres a esa parte, se amoroso con ella... con todas ellas.

---
Image attribution

"And They're All Easily Amused," by Lotus Carroll  
used under a Creative Commons Attribution-ShareAlike license: http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/