lunes, 17 de junio de 2013

On 18:24 by Victoria Stanham in    No comments

John S. Hunter es un profesor inglés de la Técnica Alexander, que tuvo el privilegio de tomar clases con varios de los discípulos directos de F.M. Alexander. 

Su blog es un recurso valiosísimo para profesores y alumnos de la Técnica, ya que John se ha tomado el trabajo de explicar en lenguaje muy claro varios de los conceptos y procedimientos que se utilizan en la TA.

A su vez, en este momento, John está publicando una serie de blogs sobre sus experiencias personales con profesores de la primera generación, tales como Erika Whittacker y Miss Goldie. ¡Los recomiendo ampliamente, en especial para profesores de la Técnica!

La traducción de hoy es de un artículo que me gustó mucho, ya que es un tema que surge muchísimo en la Técnica: ¿si dejo de hacer, si dejo el perseguir fines, ya no tendré propósito?

El artículo original en inglés lo encuentran en: http://upwardthought.wordpress.com/category/equilibrium/

Equilibrio: Sin propósito y lleno de propósito  

“Todo lo que tu mano halle para hacer, hazlo con fuerza; porque no hay trabajo, ni recurso, ni conocimiento, ni sabiduría, en la tumba, a donde vas.”
Eclesiástico 9, 10
¿Cuáles son los valores de la sociedad contemporánea? Por un lado están los llamados "triunfadores", empeñados en logros materiales, poder político o glorias deportivas; por otro lado existe la cultura de estar 'tranquilos', 'relajados' y 'pasar el rato'. ¿Dónde encuentra uno que se valore en sí mismo el tener propósito, estar alerta y comprometido?

En el ambiente de la TA, ¿será que el rechazo de una actitud 'decidida' hacia la vida haya causado un desvío de lo 'lleno de propósito' hacia lo 'vacío de propósito'? ¿Será que el 'soltar' muscular y el decir 'No' se han vuelto nuevos hábitos que generan una especie de lasitud?

¿Qué tenía para decir Alexander sobre este tema?
“Debemos cultivar, en resumen, el hábito deliberado de tomar cada ocupación con la mente completa, con un deseo vivo de llevar a cabo cada acción hasta un resultado exitoso, un deseo que exige poner en juego todas las facultades de la atención.” 1
El Control Primario da una dirección - internamente - pero esta nueva organización interna necesita una aplicación llena de propósito; un compromiso con la vida. Esto nos puede ayudar a desarrollar otras facultades y posibilidades.
No 'perseguir-fines' no significa renunciar a los fines. Sin un fin, ¿cómo puede haber un medio-por-el-cual uno puede alcanzarlo? "No-hacer" no debería transformarse en un "hacer-nada".

1. La herencia suprema del hombre, FM Alexander, Capítulo VI Hábitos del pensamiento y del cuerpo. Publicado por Mouritz, Londres 1986.
© 2013 John S Hunter

Traducción: Victoria Stanham

0 comentarios:

Publicar un comentario