lunes, 10 de junio de 2013

On 19:13 by Victoria Stanham in , , ,    No comments
Robert Rickover es un profesor americano experto en la difusión de la Técnica Alexander. Su trabajo nos ha beneficiado a todos los que nos interesa la Técnica, ya que es el autor de páginas informativas sobre la Técnica Alexander y sus beneficios tales como The Complete Guide to the Alexander Technique, y del podcast BodyLearningCast, ambos sitios altamente recomendables para todos los que se quieran informar sobre la Técnica.

Elegí este blog de Robert Rickover porque habla de algo que he notado en mí. Aparte de profesora de Técnica Alexander, soy practicante de Pilates, y me estoy formando como profesora de Pilates Mat. Una buena clase de Pilates nos hace pasar por todos los movimientos articulatorios del cuerpo y todos los planos de movimiento de columna y miembros. En el yoga existe una práctica similar llamada pawamuktasana.

A su vez la práctica de generar "mapas corporales" me ha sido extremadamente útil en mis prácticas de Alexander, Pilates y en la vida diaria para lograr un uso más eficiente, inteligente y organizado de mi cuerpo.

El artículo original en inglés lo encuentran en: http://www.bodylearningblog.com/fexibility-in-five-minutes-a-day/

Flexibilidad en cinco minutos diarios

En su libro, Vida y muerte en Shanghai, Nien Cheng describe su vida en China durante la Revolución Cultural de Mao. Debido a que ella y su difunto esposo habían trabajado para una empresa extranjera, su hogar y todas sus posesiones fueron confiscados por el Ejército Rojo, su hija fue torturada y luego asesinada, y ella fue encarcelada y recluida en régimen de aislamiento durante seis años. La Sra. Cheng estaba en sus cincuentas cuando ocurrió todo esto.
Las condiciones en la prisión eran terribles y varias veces estuvo al borde de la muerte. Al describir uno de sus puntos más bajos, cuando apenas tenía fuerza para pararse, escribe: 
“…Pensé que si iba a sobrevivir la Revolución Cultural, tenía que disciplinarme con ejercicio físico y mental. Inspirada por mi propia resolución, me paré un poco abruptamente. Unas sombras oscuras casi me enceguecen, y me tuve que volver a sentar. Pero de ese día en adelante, ideé una serie de ejercicios que movían cada parte de mi cuerpo de mi cabeza a los dedos de mis pies, y los hacía dos veces al día. Al principio el ejercicio me dejaba exhausta, y tenía que interrumpirlo con frecuentes períodos de descanso. También tenía que evitar los inquisitivos ojos de los guardias, ya que el ejercitarse más allá de unos pocos minutos de caminata después de las comidas estaba prohibido. Sin embargo, logré ejercitarme cada día y luego de unos pocos meses recuperé algo de mi fuerza física, además de mi sensación de bienestar."
Varios años más tarde, la situación política en China cambió y la Sra. Cheng fue liberada de la prisión. A pesar de todas las privaciones que había sufrido, su salud mejoró rápidamente. Sus amigos comentaban que lucía mucho más joven que su edad real. Con el tiempo se mudó a los Estados Unidos.
Me fue fascinante leer sobre el sistema de ejercicios de movimiento de la Sra. Cheng porque se asemeja muchísimo a un procedimiento descrito en el libro Cómo aprender la Técnica Alexander - Un manual para estudiantes por Barbara y William Conable. Este libro hace énfasis en un procedimiento que los Conables han llamado "mapas-corporales" - esencialmente un proceso sistemático de exploración sobre tu propio cuerpo, precisamente sobre cómo trabajan las principales articulaciones y grupos musculares.
Este no es el tipo de estudio que uno asocia habitualmente a la anatomía - lo que yo considero como "anatomía a la distancia," o sea aprender sobre el cuerpo humano sin relacionarlo al cuerpo del alumno que está realizando el aprendizaje. Tampoco es el detallado estudio de cadáveres que se realiza en las escuelas de medicina.
El mapeado-corporal se trata de la aplicación práctica del conocimiento anatómico básico a tí mismo como un organismo vivo, aprendiendo cómo es que funcionas en descanso y en movimiento.
En su libro, Barbara Conable escribe:
“En años recientes algunos estudiantes (de Técnica Alexander) han expresado un deseo de hacer algún trabajo sobre la flexibilidad pero han dado por asumido que no podían dedicarle suficiente tiempo. A uno de estos alumnos le dije un día, 'Bueno, no te haría nada mal movilizar tus articulaciones en todo su rango cada día.' Volvió a la semana y dijo, 'Hice lo que me sugeriste y estuvo increíble.' '¿Qué hiciste?' pregunté. 'Movilicé mis articulaciones en todo su rango cada día.' Me mostró cuánta flexibilidad había ganado en una semana haciendo eso, y empezamos a jugar sistemáticamente con la idea. Efectivamente, funciona de maravilla y lleva tan solo cinco minutos al día, sin ninguna necesidad de que los cinco minutos sean consecutivos. El alumno comienza con la articulación de la cabeza y la columna... rotando la cabeza e inclinándola, luego pasa a la mandíbula... luego a las costillas, moviéndolas en sus articulaciones con las vértebras al hacer una respiración profunda. Luego el alumno mueve las cuatro articulaciones de la estructura del brazo y las articulaciones de las manos. Luego la columna, doblándose hacia adelante, hacia atrás, a cada lado, rotándose, y torciéndose. Luego la articulación de la cadera, rodilla, y el tobillo y las articulaciones del pie. Eso es todo. Hecha correctamente esta rutina aumenta la flexibilidad más rápidamente que cualquier otra cosa que conozca, y me he preguntado y preguntado por qué. Ahora creo que dos factores contribuyen, primero la cualidad de la atención llevada al movimiento, que es el tipo de atención que le hace posible al cuerpo aprender de cada movimiento. Segundo, algunos de los movimientos son aquellos que mucha gente raramente hace, como la rotación en la articulación del brazo con el omóplato y la rotación en la articulación de la cadera. El cuerpo parece disfrutar de estos movimientos y la disponibilidad parece liberar a la articulación."

Si te gustaría volverte más flexible, las experiencias de la Sra. Cheng y de los alumnos de Barbara Conable muestran una forma simple, eficiente y efectiva de lograr ese objetivo.

Imagen cortesía de Ambro / FreeDigitalPhotos.net

Artículo original en inglés: Robert Rickover
Traducción al español: Victoria Stanham

0 comentarios:

Publicar un comentario