viernes, 7 de febrero de 2014

On 12:32 by Victoria Stanham in    No comments
Soy de esas personas que PLANIFICAN. Me encantan las listas y estar preparada. Hago planes perfectos y después… y después me doy de cabeza con La Vida Real.

Hay un dicho que dice algo así como “Ningún plan military sobrevive al contacto con el enemigo”. Bueno, yo expandiría la frase a “Ningún plan sobrevive al contacto con la vida real.”

¿Qué hacer entonces? ¿Tirar toda la planificación por la borda y simplemente improvisar todo?

Aunque parezca extraño, encontré la respuesta a este dilema en la Técnica Alexander lidiando con el tema de la Postura.

La respuesta: mantené la calma y recordá tu dirección


Permitime explicarlo.

MANTENÉ LA CALMA

Cuando la Vida Real se encuentra con mi Plan Perfecto y lo deja patas para arriba, mi primera reacción es enloquecerme tratando de arreglarlo. Proyecto inútil. Estoy atascada en visión-túnel corriendo en círculos, arreglando partes irrelevantes del plan y olvidándome de lo más importante.

Tomate 90 segundos para respirar. Inhalá exhalá, inhalá exhalá, inhalá exhalá. El mundo NO se está terminando y todas las cosas terribles que te estás imaginando en este momento no tienen por qué ocurrir necesariamente. No podés evaluar la situación en su totalidad si ya estás haciendo cosas para arreglarla.

RECORDÁ TU DIRECCIÓN

Una vez que logro bajar las revoluciones, le puedo dar a mis poderes cognitivos superiores la oportunidad de ayudarme. Puede que esté muy molesta o angustiada por la destrucción de mi plan-perfecto, pero quizás todavía pueda salvar las partes más importantes.

¿Cuál era el objetivo principal de tu plan? ¿A dónde pretendía llevarte? ¿Hay alguna otra manera de llegar allí?

Una vez que sabés a dónde estabas yendo (y por qué estabas yendo para ahí en primer lugar) podés improvisar otras maneras de llegar a tu destino. Acá es donde tu preparación original realmente va a ayudarte (¡viste que no tenías que tirar todo por la borda!)

Si estuviste planificando y preparándote por tanto tiempo, se supone que realmente sabés del tema, así que podés re-barajar la información y hacerla acomodarse a las circunstancias cambiantes.

Esto es la verdadera improvisación. Es usar todas tus habilidades cognitivas e intuitivas, y tu stock de experiencia y preparación, para responder a algo que está ocurriendo en el AHORA. No estás tratando de hacer encajar la situación dentro de un molde pre-hecho (el plan perfecto) ni tampoco estás dejándote llevar para acá y para allá por los vientos de las circunstancias.

¿Y qué tiene que ver todo esto con la Postura?

Qué bueno que preguntás. Te cuento.

La Postura Perfecta es como mi Plan Perfecto: inútil cuando se encuentra con la vida real. No hay Una Postura Única que sirve para todas las situaciones.

No puedo decirte algo así como “tu cabeza debería ir siempre acá, y tus hombros acá, y mantené tu pelvis así, y tratá de nunca hacer esto con tu pierna,” porque seguro que la Vida en algún momento te va a poner en alguna situación en la que vas a necesitar quebrar alguna o todas estas reglas.

¿Qué vas a hacer entonces?

Te cuento lo que vas a hacer. Vas a mantener la calma y recordar tu dirección.

Vas a mantener la calma porque ya vas a saber que eventualmente esta situación que te requiere una tan-horrible-desviación de la postura ideal se va a pasar (porque en la Vida todo pasa eventualmente); así que en serio, no hay motivos para estresarte.

Y te vas a recordar tu dirección: el objetivo de la “buena postura” es crear espacio. Así que tu objetivo en esta oh-tan-terrible-e-incómoda-situación es crearte la mayor cantidad de espacio que te sea posible, dadas las circunstancias, y después disfrutar del show.

Si estuviste tomando clases de Técnica Alexander seguramente ya sabés todo sobre crear espacio dentro de tu cuerpo, ¡porque es lo que practicás en cada clase! Estás más que preparado para improvisar, ya tenés la base.


Si no estás tomando clases de Técnica Alexander… ¿qué estás esperando? Anotate en mi lista (en el formulario que aparece arriba a la derecha) y entérate de los próximos talleres de Postura en Marzo (Los talleres de febrero se llenaron. ¡Gracias a todos los que se anotaron!)

0 comentarios:

Publicar un comentario