martes, 19 de marzo de 2013

On 14:12 by Victoria Stanham   No comments
En los últimos días he observado mucho, tanto en mi como en mis alumnos y compañeros en la TA, cómo olvidamos los pies, esa conexión básica con la Tierra y el aquí y ahora.

Hay algo casi mágico que ocurre cuando permitimos que llegue a nuestra consciencia la información que nos están enviando nuestros pies. Es como volver al presente, reconocer que nuestro sistema de soporte está funcionando a favor nuestro todo el tiempo, y cuánto más le permitimos informarnos, menos esfuerzo hacemos por conquistar lo que siempre fue nuestro en primer lugar.

Conectar con nuestros pies, permitirles entrar en el diálogo de lo que nos está ocurriendo en este momento, es darnos raíces nuevamente.


0 comentarios:

Publicar un comentario