martes, 29 de marzo de 2016

On 17:47 by Victoria Stanham in    No comments

Quiero moverme “bien”.

¿Qué es eso? Moverse “bien” significa algo diferente para cada persona.

No existen movimientos correctos o incorrectos en sí mismos. La pregunta es siempre, “¿Correcto para qué función?”. Quizás “efectivo” o “eficiente” sea mejor palabra que “correcto”, cuando hablamos de movimiento.

Sin embargo, existen cualidades de movimiento, que podemos reconocer en los niños pequeños y los gatos grandes, que hacen del movimiento algo estético.

Yo quiero moverme así.

¿Cuál es la clave?

Coordinación

Todo movimiento, que al verlo lo calificaríamos de “estético”, “correcto” o “saludable”, es en sí un fino acto de coordinación.

La coordinación es una “cooperación armoniosa”. Un movimiento coordinado es aquel en que el cuerpo trabaja en equipo con las emociones y los pensamientos para crear un resultado (kine)-estéticamente satisfactorio.

A nivel físico por ejemplo, el movimiento más simple requiere del trabajo en equipo de aquello que debe entrar en acción para producir el movimiento, aquello que debe estabilizarse para prevenir movimientos no deseados, y aquello que debe dejar de actuar para permitir que ocurra el movimiento deseado.

Si no hay coordinación y trabajo en equipo no hay movimiento (o al menos no un movimiento kinestésicamente satisfactorio).


La clave del movimiento armónico no radica en la fuerza o la flexibilidad de una parte en particular, sino en la interacción armoniosa entre todas las partes, trabajando en equipo hacia un fin común.

- Victoria

0 comentarios:

Publicar un comentario